logo-mini

La importancia de firmar un contrato

Es de lo más común que a última hora haya situaciones imprevistas que atenten contra la armonía de la boda, pero en realidad no es gran cosa cuando se trabaja con profesionales, porque siempre tendrán un AS bajo la manga para resolver cualquier situación.

El problema está cuando sus proveedores elegidos no son tan profesionales, y en vez de sacar adelante la situación, hacen un desastre, dejándolos a ustedes los novios con sentimientos de angustia, enojo e impotencia.
Para evitar esto, dejo cuatro tips a tener en cuenta:

Contratar profesionales

Busquen empresas serias. Aunque les cueste un poquito más de dinero, se sentirán tranquilos porque tendrán la certeza de que les harán un buen trabajo.
Para contratar a cualquier proveedor que participará en su boda, primero investíguenlo, chequen su trabajo y si pueden hablar con alguien que haya tenido la experiencia de trabajar con ellos directamente mejor.

Siempre firmar contratos

Firmen contratos con cada proveedor, no dejen que algo se quede en el aire sin estar escrito en un papel con una firma. Nada de que el proveedor les diga /“ahh si, también agregamos eso, yo me acuerdo de ponerlo el día de la boda/…/”/
Cualquier acuerdo, asegúrense de que quede asentado en el contrato.

Revisar el contrato

Revisen que el contrato sea formal, que esté bien redactado, que se detallen todos y cada uno de los puntos hablados, es decir, *que todo lo que les ofrecieron esté escrito en el contrato.* Comprueben que en cada contrato queden absolutamente detallados al menos estos puntos:

* Datos de la empresa
* Datos de los novios
* Fecha del evento
* Lugar
* Horario
* Qué servicio les están ofreciendo, en qué consiste
* Precio y forma de pago
* Costos extras
* Políticas de cancelación
* Planes alternos (por si el proveedor se enferma o no puede cubrir por fuerza mayor)

Con el fotógrafo, se debe definir la cantidad de horas, el horario, la fecha de entrega.

Evitar trabajar con amigos o familiares

Trabajar con conocidos tan cercanos puede ser un arma de dos filos. Por un lado, esta persona puede hacerles un gran trabajo a menor costo, y por el otro, puede ser que por la confianza no le eche las mismas ganas que con otros clientes que no son conocidos.

Igualmente, *ustedes no tendrán la misma confianza de exigir* o pelear si algo no les parece, así que considérenlo y piénsenlo muy bien si está en sus planes contratar a alguien muy cercano.