logo-mini

Reportaje de Bodas

La celebración de la boda pasa en pocas horas y todos los meses que se dedicaron a planificarla quedan tan solo en recuerdos.
Recuerdos que se los asegurará el reportaje fotográfico, una narración de la historia de su enlace, algo que quedará para siempre.

Por este motivo, en el día de tu boda, nos encargamos de cubrir absolutamente con todo lujo de detalles.

Fotografía Natural y Espontánea

Nos encanta conocer a la pareja, volvernos sus amigos, hacerlos sentir cómodos delante de nuestros lentes. Que puedan ser ellos mismos a la hora de retratarlos.

Recomendamos que la novia esté pronta 40 minutos antes de la ceremonia para poder fotografiarla con tiempo. Nos gusta generar una situación cómoda para poder retratarla como en verdad es, sin poses estructuradas en un ambiente divertido. La llegada de la novia a la ceremonia es un momento súper importante.

Buscamos pasar desapercibidos y así dar prioridad al momento íntimo de la pareja, ese primer cruce de miradas.

Cuanto más natural sea este momento, mejores fotos lograremos.

Creando imágenes llenas de emociones

Una vez terminada la ceremonia nos dirigimos al salón. En este momento recomendamos realizar las fotos de los recién casados lo antes posible para luego pasar a las fotos familiares.

Luego comienza la fiesta y todo es mas fácil y divertido. Ambos fotógrafos quedamos pendientes de todo lo que vaya sucediendo, tanto con los novios como con los invitados, siempre pasando desapercibidos creando las fotos espontaneas sin forzar ni actuar.